Los sindicatos ya no son lo que eran pero todavía arrean votos para el PRI, afirman politólogos
NACIONAL, PORTADA

Los sindicatos ya no son lo que eran pero todavía arrean votos para el PRI, afirman politólogos

Ismael Hernández Deras, Senador priista y dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), aseguró en Zacatecas que “daremos al partido los votos necesarios para obtener el triunfo”. El PRI tiene sus sectores campesino, obrero y popular a través de la CNC, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), y conforman una pieza maestra en su “formidable maquinaria electoral”, junto con otros grupos como Antorcha Campesina.

Miembros de organizaciones sociales y de trabajadores independientes, así como académicos aseguraron que estos sindicatos –fundados hace ocho décadas– movilizan redes de votos, a cambio de cargos políticos y dinero, entre comunidades precarias, lo que ha dejado al margen los derechos laborales que dicen representar.

El candidato José Antonio Meade no se acerca a las organizaciones democráticas de campesinos o jornaleros porque no le ofrecen lo mismo, aseguró Pamela Correa, de la Central Campesina Cardenista.

Por Dulce Olvera/SinEmbargo

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).- El diario británico Financial Times, a contra corriente de las encuestas, pronosticó que el candidato a la Presidencia José Antonio Meade Kuribreña ganará las elecciones de 2018 “respaldado por la formidable maquinaria electoral del PRI”. Una de sus principales piezas son sus antaños sindicatos del sector obrero, campesino y popular, que le han tejido redes de votos a cambio de cargos legislativos y dinero en detrimento de los trabajadores, coinciden miembros de organizaciones sociales.

El politólogo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Maximiliano García Guzmán cree que en su origen operaban a través del voto duro de su gran masa de trabajadores afiliados, pero con el declive del sindicalismo, en el que ha disminuido su número de miembros y los líderes sindicales están desacreditados, su papel se transformó. Ahora, dijo, utilizan sus redes de influencia política y recursos para cooptar votos incluso de ciudadanos que no están sindicalizados.

“Los recursos económicos con los que disponen esos sindicatos (CTM, CNC, CNOP) facilitan la labor de los colaboradores que tiene el PRI en cada parte del país para las actividades logísticas en términos de cooptación del voto”, expuso el especialista en gobierno y asunto públicos. “El costo más grave en esta corporación de los sindicatos a la maquinaria es el bienestar de los trabajadores. Si algo han sacrificado para poder acceder a sus privilegios es poder representar a sus agremiados, y el más claro ejemplo es el salario”.

El primer acto que hizo Meade Kuribreña luego de destaparse como el candidato priista fue acudir a las instalaciones de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la organización obrera más grande del país. Ahí, el secretario general de la CTM y presidente del Congreso del Trabajo, Carlos Aceves del Olmo, le entregó una camisa con el logotipo de la confederación y le ofreció, con documento en mano, el “aval absoluto” del sindicato obrero que representa a más de 4 millones de trabajadores en el país, entre los gritos “CTM con el PRI”, “CTM con el PRI”.

“Para los distinguidos amigos de otras centrales que pertenecen al Congreso del Trabajo como la CROM (la Confederación Regional Obrera Mexicana), como la CTC (Confederación de Trabajadores y Campesinos), como el Sindicato de Infonavit, es un día de fiesta. Tenemos la oportunidad de recibir a quien seguramente desde hoy, o a lo mejor desde hace más tiempo, ha sido el candidato de la esperanza”, dijo Aceves del Olmo entre aplausos y el coro “vamos a ganar”. Meade sonreía.

La CTM tuvo mucho peso para la creación en 1972 del Infonavit, instancia que otorga créditos de vivienda a trabajadores.

El líder sindical del sector obrero contó que cuando era Diputado priista conoció a Meade muy joven. Le prometió recorrer juntos todo el país, ya que, destacó, el sector de los trabajadores está en todos los estados y municipios.

Fabiola Correa, de la Central Campesina Cardenista, aseguró que la Confederación Nacional Campesina (CNC), la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) y la CTM tienen un voto cautivo clientelar a través de programas sociales.

“Van a comunidades sobre todo de alta marginación donde existe mayor necesidad y con eso empiezan a hacer un voto cautivo para el PRI. Es un voto de movilizadores, es decir, que personas lleven a su vez a votar a otras personas formando una red. La pobreza ha ido en aumento en México; los programas sociales no dan resultado porque están secuestrados para esto”, expuso.

Las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) arrojan que 55.3 millones viven en pobreza, casi la mitad de la población.

El candidato José Antonio Meade, dijo Correa, no se acerca a las organizaciones democráticas de campesinos o jornaleros porque no le ofrecen lo mismo. El politólogo Maximiliano García afirmó que el acercamiento a la CTM, CNC y CROP tuvo dos mensajes: el externo. en el sentido de promover la unidad y el interno, más importante, de mostrarles que aún no siendo priista, se apega a las reglas tradicionales no escritas del partido sobre sus privilegios como sindicatos.

Fabiola Correa, de la Central Campesina Cardenista, aseveró que a cambio de movilizar el voto, los miembros de estos sectores obrero, campesino y popular reciben dinero y espacios legislativos en el Senado y Cámara de Diputados. Deben tener camionetas de 2 millones de pesos, aventuró.

García Guzmán, académico de la UNAM, coincidió en que lo que obtienen de retribución es poder político, principalmente en los escaños en órganos legislativos o en la administración pública, y grandes transferencias de recursos económicos una vez que el partido al que apoyaron se instala en el gobierno, dinero “para seguir aceitando la maquinaria”.

El líder de la CTM, Carlos Aceves, fue Diputado y Senador; el líder de la CNC, Ismael Hernández Deras, es Senador; y el dirigente de la CNOP, Arturo Zamora Jiménez es Senador con licencia. Ninguno ha hecho pública su declaración patrimonial.

Otro sindicalista y Senador es Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero, quien se amparó cuando SinEmbargo hizo una solicitud de información sobre el monto de sus ingresos.

La historia de la CTM va a la par del partido tricolor. Se fundó el 24 de febrero de 1936 por Fidel Velázquez y Vicente Lombardo Toledano con Lázaro Cárdenas como Presidente.

Durante los dos sexenios panistas, “inevitablemente se modificaron las relaciones entre el sindicalismo y el poder Ejecutivo. Lo que no impidió que el movimiento obrero participara activamente en la política del país”, expone en su página oficial. En esa época su líder era Joaquín Gamboa Pascoe (2005-2016), quien hizo que diversos cetemistas ocuparan lugares en la Cámara de Senadores y de Diputados, entre ellos el actual líder, Carlos Aceves. En 2015, un año antes de su muerte, Gamboa Pascoe develó su propia estatua de casi 3 metros y casi medio millón de pesos, patrocinada por el sindicato automotriz de Chrysler México.

Luis Gómez Romero, académico de la Universidad de Wollongong, destacó en un texto para The Conversation que durante décadas, el Gobierno mexicano ha estado violando los derechos constitucionales de los trabajadores a través de los líderes sindicales, incluyendo los sexenios panistas. “En 2012, la legislación laboral mexicana se reformó para dar a los empleadores más flexibilidad para determinar las condiciones de trabajo”, escribió. La Reforma fue impulsada por el Senador Javier Lozano a finales del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Durante el panismo, la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo fue aliada del Gobierno federal, aunque fue construyendo su poder desde el salinismo. Actualmente está en prisión domiciliaria acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero por casi 2 mil millones de pesos.

LA PROTECCIÓN PATRONAL

Fabiola Correa, de la Central Cardenista Campesina, afirmó que la CTM y la Confederación Nacional Campesina tienen sindicatos de protección patronal que cuidan los intereses de los patrones en las empresas y a su vez hacen a los jornaleros y trabajadores afiliarse a ellos pese a que no los apoyan en lo salarial ni en prestaciones (vivienda, seguro médico, Afore).

“Los jornaleros han sido coludidos por el miedo a los sindicatos que los amenazan si se organizan o toman decisiones fuera de la línea de la empresa”, sostuvo. Pese a ello, surgió el sindicato de jornaleros en San Quintín, Baja California, en 2015, aunque a base de represión y presos que sigue buscando el derecho a un contrato colectivo.

La CTM asegura que su ejercicio, basado en los principios de la Revolución, “está ligado directamente al pueblo y a sus aspiraciones: un mejor salario, y un mejor nivel de vida para sus familias”.

Sin embargo, los ingresos de los trabajadores han permanecido deprimidos durante al menos 25 años. En 1992, el 53.8 por ciento de los trabajadores se encontraba debajo de la línea de bienestar y en 2016, todavía el 51.7 por ciento. A partir de 2012, el salario promedio disminuyó 23 por ciento y el poder adquisitivo cayó un 14 por ciento, de acuerdo con un estudio de la Universidad Iberoamericana.

El informe explica que varias políticas salariales y de mercado de trabajo contribuyen a esos resultados: una reforma laboral que abarata costos de contratación y despido (el líder de la CTM Carlos Aceves llevó a cabo todas las negociaciones de la Reforma Laboral en el 2012, la herencia panista); una desvinculación de aumentos salariales con la productividad o rendimiento de la empresa; aumento en la participación de trabajadores con mayor precarización (1-3 salarios mínimos) y caída en la participación de salarios mayores a 5 salarios mínimos.

El investigador Miguel Reyes, uno de los autores, también destacó la falta de representación sindical. Actualmente solo el 20 por ciento de los trabajadores está sindicalizado, documentó.

LA CNC Y LA ANTORCHA CAMPESINA

El mismo día de su destape, el candidato José Antonio Meade Kuribreña también acudió por el arropo de la Confederación Nacional Campesina (CNC), que representa a más de 3 millones de campesinos y es liderada por Ismael Hernández Deras, Senador priista y ex Gobernador de Durango. A la muestra de apoyo también acudió la ex dirigente del PRI, Beatriz Paredes, quien también encabezó la CNC.

“Pepe Meade, esta es su casa, bienvenido”, dijo el líder campesino Hernández Deras a lado de la estatua de Emiliano Zapata colocada en las instalaciones de la Confederación. “Hoy inicia una nueva etapa para el bien del campo mexicano”.

La CNC fue fundada en agosto de 1938 en Guadalajara y presidida por Graciano Sánchez. En sus primeros años, fue la única organización que representaba a la gente del agro en el sector campesino del partido. Casi 80 años después, su dirigente y Senador Ismael Hernández aseguró en diciembre en Zacatecas que “daremos al partido los votos necesarios para obtener el triunfo”. La Confederación Nacional Campesina “es el sector más noble y productivo del PRI; el que más votos aporta al partido”, agregó.

Julio César Cervantes, de la Central Campesina Cardenista, expuso que en las elecciones de 2012, la Confederación Nacional Campesina se aseguró de ocupar las listas de programas sociales como Prospera para promover el voto por el PRI.

“La CNC y todas estas organizaciones del PRI tienen grupos cautivos de electores por muchos años. Un caso es el de los productores de caña. A pesar de que no coinciden con la posición política del PRI, tienen que estar afiliados a la CNC y hacer ese trabajo porque si no al año siguiente les recortan todo tipo de apoyo para la producción, y de por sí reciben un pago muy bajo por la caña de azúcar”, aseveró Cervantes. “Es una mafia que coopta a pequeños campesinos a través de la desafortunada posición económica que tienen”.

Max Agustín Correa, del Campo es de Todos, coincidió en que la CNC históricamente ha sido una organización del PRI que se ha manejado con criterios “meramente electorales” y esa vocación político-electoral “la ha alejado de las causas de los campesinos”. Además, dijo, se ha convertido en una organización que “convalida las políticas públicas del gobierno priista a nivel federal o estatal”, como la reforma al artículo 27 o la energética, aunque vayan en detrimento de los intereses de los campesinos y jornaleros agrícolas de México.

Sin embargo, agregó Agustín Correa, no solo es la CNC.

También hay otras organizaciones como Antorcha Campesina, la Confederación Nacional de Propietarios Rurales, la Confederación Nacional Ganadera, entre otras, “que conforman ese aparato de control electoral y político a las ordenes del PRI”. En vez de plantear reclamos o propuestas al gobierno, determinó, emiten elogios y reconocimientos.

La Antorcha Campesina, aseguró Max Correa, “es una fuerza bien organizada” que ha decidido moverse del lado del PRI de manera más contundente desde 2012 en la campaña electoral del actual Presidente Enrique Peña Nieto, cuyo gobierno le ha correspondido al otorgarle privilegios mediante entrega de tierras.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) donó a la empresa de Antorcha, Desarrollos de Infraestructura Sustentable Nuevo Chimalhuacán, 150 hectáreas en una zona conocida como “El Moño”, que colinda con el Circuito Exterior Mexiquense, Texcoco y Chimalhuacán, en el Estado de México. Muy cerca del terreno donde se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Tiene un aliado de primera que yo diría ha venido sustituyendo a lo que representaba electoralmente la CNC”, expuso Max Correa.

Movimiento Antorchista Nacional fue fundado por Aquiles Córdova Morán en 1974 y se adhirió al PRI en 1988. Ahora tiene seis diputados en la Cámara: Maricela Serrano Hernández (EdoMex), Telésforo García Carreón (EdoMex/ex Alcalde de Chimalhuacán), Héctor Javier Álvarez Ortíz (EdoMex), Juan Celis Aguirre (Puebla), Hersilia Córdova Morán (Puebla/ ex delegada del SNTE) y Edith Villa Trujillo (Puebla).

“Nosotros nos proponemos ser los que alumbremos al pueblo el camino del progreso, del trabajo, un camino constructivo para el bienestar del pueblo pobre de México lo más pronto que se pueda”, dijo en su momento su dirigente Córdova Morán. Ha negado que sea un grupo violento.

Las entidades donde Antorcha tiene una presencia más importante son Puebla, Michoacán, Veracruz, San Luis Potosí, Estado de México, Ciudad de México, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo y Sinaloa.

Su unión al PRI fue porque, explica en su página, “sentimos la necesidad de buscar el respaldo de una organización legal y plenamente reconocida que nos sirviera de apoyo e hiciera más eficaz nuestra lucha por la consecución de las demandas de los grupos organizados”. Después de analizarlo, Antorcha encontró que sus propósitos y principios se identificaban con los propósitos reivindicatorios, sociales y políticos de la Revolución Mexicana.

LA CNOP

Después de recibir aplausos y apoyo de la CTM y la CNC, el candidato José Antonio Meade finalizó su baño de pueblo en la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), fundada en febrero de 1943 en Guadalajara y dirigida por Arturo Zamora Jiménez, Senador priista con licencia y ex Presidente Municipal de Zapopan, Jalisco.

Zamora se comprometió a que “los Secretarios Generales de la CNOP en cada entidad federativa, en unidad y con inclusión vamos a trabajar para que todos los mexicanos se sumen a este gran proyecto para nuestro país”.

Alzando los brazos del candidato, convocó “a cada mujer y hombre cenopista a dar juntos esta batalla con todo su corazón y toda su fuerza. ¡Los Cenopistas vamos con Pepe Meade!”.

La corresponsal Jude Webber expuso en el texto del Financial Times sobre predicciones para este 2018 que Meade, ex Secretario de Hacienda, debe convencer a los electores de que pueden confiar en él después de elevar los precios de las gasolinas un 20 por ciento desde enero del año pasado, lo que elevó la inflación a más de 6 por ciento. Además, se debe mostrar diferente y no una copia del actual gobierno priista impopular que ha fallado “espectacularmente” en atacar la corrupción y al crimen, escribió.

Hasta enero, a seis meses de que los ciudadanos salgan a las urnas, Meade continúa en el tercer sitio entre las encuestas pese a su maquinaria electoral.

“La moneda todavía está en el aire”, dijo el politólogo Maximiliano García. “La maquinaria priista va a ser un factor decisivo, pero hay dudas sobre si se va a echar a andar toda y como debe de ser para obtener la victoria”.

http://www.sinembargo.mx/08-01-2018/3370051

Comentarios

Comentarios

8 enero, 2018
Image Banner
Image Banner
Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.

Image Banner
Image Banner