Los “candidateables” de MORENA
PINATAZO

Los “candidateables” de MORENA

EL PIÑATAZO/El Piñero
Loma Bonita, Oaxaca.- Ayer -viernes- el coordinador regional del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Ángel Domínguez Escobar, alzó la mano de los tres suspirantes a la candidatura en pos de la presidencia municipal.
En el evento, la diputada local Candelaria Cauich Ku, Raymundo Rivera y Juan Valdés hicieron públicas sus aspiraciones por ocupar la candidatura y competir por la presidencia que hoy se mantiene en poder de Felipe Reyes y el PRD.
LA RADIOGRAFÍA
Candelaria, en la historia reciente, ha recorrido la geografía piñera y se ha enfocado en entregar apoyos económicos a diversos sectores con recursos del Congreso del Estado.
En el mes de mayo, la diputada fue acusada de cobrar doble sueldo: como legisladora y como docente frente a un aula –a la cual ya no acuden–, y por sus funciones en el Congreso.
Ella no renunció a su ingreso como trabajadora de la educación, que ascendió a 55 mil 134 pesos en los primeros tres meses de 2017. Esta representante de Morena cuenta con una plaza en la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular número 81.
De su lado, Raymundo Rivera -activista y empresario ganadero-agrícola- desde que inició su brega política-social en esta ciudad tomó la bandera de MORENA para impulsarse.
Así, en las colonias y localidades,  comenzó la seducción popular regalando leche, gallinas, huevos, agua y hasta cochinos (sin gorgojo). Tal acción inmediatamente fue reprobada por Candelaria, quien lo acusó de realizar prácticas ajenas a la política de López Obrador. No obstante, Don Ray y su fundación siguió.
Sin embargo, en un momento de rebeldía y al no ser abiertamente aceptado en MORENA, Don Raymundo se abrió de tajo y se sumó al PRI, llegando a tal grado que, con banda y música, dio la formal bienvenida a Germán Espinosa Santibáñez, presidente estatal del tricolor, a su arribo a esta ciudad piñera.
Tachado de “chaquetero”, priístas de la añeja escuela condenaron su participación en el evento, advirtiendo que no lo dejarían pasar porque ya existían en fila candidatos de probada institucionalidad. Así, y luego de saberse incomodo, “apestado”, tuvo que declarar que se había acercado al evento por una mera invitación que le hicieron priístas pero ¿apoco no sabía que el PRI es el acérrimo rival de MORENA y es la mafia del poder…como lo dice su dirigente nacional López Obrador?
Lo cierto es que Don Ray se exhibió ante la sociedad como novato de la política, que no sabe de tiempos, ni de formas, ni de modos. Y aún así, regresó a MORENA y pidió la anuencia para participar en el próximo proceso que, intentará, derribar el muro amarillo del Felipato.
Mientras que Juan Valdés, excandidato del PUP a la presidencia y exsíndico municipal en el trienio de César Benítez Chaparro, cuenta con un historial nada favorable, pues sus excesos y comportamiento social lo exhiben como un suspirante  agrio.
De primera, dicen los que lo conocen, la fama de apostador nato la mantiene, cuyos escenarios de vida son las cantinas, billares y lugares apartados de la sana convivencia.
De política conoce nada, mucho menos de administración pública, pero en los terrenos de las apuestas ser tahúr es ya un  vicio que le ha generado generoso capital. Y así, como él dice, el dinero manda, se atreverá nuevamente a buscar la presidencia aunque no sepa leer ni llevar a cabo un discurso digno de los tiempos modernos en que la educación y la buena conducta son ya acentos básicos para moldear cualquier campaña política-electoral.
En esos tres personajes se resume MORENA que, a la luz de López Obrador, aprovechará su última apuesta para ungirse como el partido fuerte de las izquierdas en el país.

Comentarios

Comentarios

6 Agosto, 2017
Image Banner
Image Banner
Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.

Image Banner
Image Banner