Espectacular golpe marital en Veracruz: Unión civil de gays y Lesbos
PORTADA, VERACRUZ

Espectacular golpe marital en Veracruz: Unión civil de gays y Lesbos

 

Luis Velázquez /Escenarios

Veracruz,.-

22 de junio de 2017

 

Uno. Espectacular golpe marital

 

La diputada Josefina Gamboa Torales está haciendo “camino al andar”. Además, estremece a las buenas conciencias. Su último golpe espectacular ha sido la iniciativa de ley para legalizar la unión civil para la diversidad sexual.

Primero, por los derechos humanos. Segundo, para reforzar la equidad de género. Tercero, para garantizar el respeto a la diversidad.

Ahora sólo resta que la iglesia católica, en alianza con los evangélicos, la excomulguen.

Ni modo, su alma se achicharrará en el infierno.

Pero en contraparte, el año entrante podrá ser declarada reina gay del carnaval, y luego enseguida, será ungida candidata del PAN, quizá del PRD, a la diputación federal, para esperar el año 2021 y lanzarse de candidata a presidenta municipal de Veracruz.

Ya nada ni nadie, ni los obispos y el arzobispo de Veracruz ni las amenazas de los ministros de Dios ni los feligreses de las Diócesis en las calles como si fueran los cristeros del siglo XXI en el Golfo de México, arrugarán a la diputada para dar marcha atrás.

Y más porque su compañera diputada, María Elisa Manterola (en el boletín la llaman Mariely, quizá porque igual que Anilú Ingram ya decidió cambiarse de nombre), se ha solidarizado por completo con Marijose.

Y es que, como se lo dijo su señora madre a Fidel Herrera Beltrán cuando salió de Nopaltepec para conquistar el mundo, “nunca te pelees con una mujer porque es como pelearse con doscientos hombres al mismo tiempo”.

Veracruz, entonces, en las grandes ligas de la diversidad sexual. El territorio jarocho, abierto al mundo.

Y más porque, como dice el cronista Ignacio Carvajal García, “cada vez hay más gays y menos hombres”.

En otras latitudes ya entraron, y desde hace ratito, a la civilización, como el caso de la Ciudad de México, la primera entidad federativa en el país en legalizar la boda gay.

Pero, bueno, dice el viejito del pueblo, “más vale tarde que nunca”.

 

Dos. Agenda social pendiente

 

Varios temas quedan pendientes para Marijose Gamboa.

Entre ellos, y por ejemplo, los siguientes:

  1. a) La facultad legal a las parejas gays para adoptar niños.
  2. b) El usufructo de todos los derechos que se concitan en una pareja, digamos, normal (desde la pensión hasta el matrimonio por bienes mancomunados) para las parejas gays.
  3. c) Una revisadita drástica a la ley anti-aborto aprobada por el Congreso anterior por órdenes de Javier Duarte para quedar bien con la elite eclesiástica.
  4. d) Una batida general para disminuir los embarazos de adolescentes, toda vez que Veracruz ocupa el primer lugar nacional.
  5. e) Una lucha intensa, sistemática, feroz y atroz en contra de los lenones que según las ONG ubican a Veracruz en los primeros lugares nacionales de tratante de blancas.
  6. f) Una ley drástica para luchar contra el maltrato familiar y que ha sido declarada la razón fundamental de los feminicidios en Veracruz (y, claro, en el país).

En el caso, a la diputada le espera “un camino lleno de espinas” porque entre los 48 legisladores restantes (Mariely Manterola está con ella) podrían, digamos, atravesarse un conflicto de intereses, digamos, con su religión.

Pero, bueno, lo decía el viejo del anuncio de licor: “Si las cosas fueran fáciles cualquiera las haría”.

Por eso, queda claro que antes, mucho antes de presentar su iniciativa que revolucionará a Veracruz, Marijose la cabildeó con el jefe máximo de la revolución azul hecha gobierno, pues de lo contrario, correría el riesgo de su ley para crear las mototaxis en las regiones indígenas y campesinas.

 

Tres. Vivir a mil por hora

 

Nunca Javier Duarte, Arturo Bermúdez, Gina Domínguez Colio (los tres presos) y Alberto Silva Ramos (en la mirada azul) pudieron doblegar a la diputada.

Tuvo, cierto, el apoyo familiar y de su red de abogados, donde Pepe Kuri de la Torre desempeñó papel estelar, y de sus amigos más cercanos, Miguel Ángel Yunes Márquez, el más.

Pero ella es el eje rector de esa fuerza centrífuga y centrípeta que mueve su vida alentada por el amor más intenso, que es su hija.

Y por eso mismo, porque vive a mil por hora, ha tocado una de las vibras más riesgosas de la sociedad en común, como es la diversidad sexual.

Bastaría recordar que en Guerrero, la autoridad eclesiástica amenazó con excomulgar al entonces gobernador, Rubén Figueroa Alcocer, si daba el visto bueno para aprobar el aborto, y dio marcha atrás.

Y una ley en Veracruz que refuerce la equidad de género y respete la diversidad y canalice la unión civil de las parejas gais y lesbianas cimbrará a los grupos conservadores, con riesgo de que el resto de diputados se arrodille.

Marijose Gamboa es ya el huracán del sur-sureste del país.

Toda su vida ha dejado huella. En la escuela primaria, por ejemplo, era la lideresa máxima y hasta quiso formar la sección infantil de algún partido político, quizá el antecedente de las ONG.

Incluso, si de pronto, de “Llanera Solitaria” de esta iniciativa de ley fuera reducida a una “Llanera Solititita”, nada fácil sería que se repitiera en el Palacio Legislativo aquella escena bíblica de cuando José Ramón Gutiérrez, “El Peperra”, era alcalde jarocho y los gays le sitiaron el palacio municipal abrazándolo como Hernán Cortés a “El árbol de la noche triste”, reclamando sus derechos.

Josefina Gamboa es la diputada “de las causas difíciles y desesperadas”. Pero sólo así sus entrañas se fermentan.

Comentarios

Comentarios

22 Junio, 2017
Image Banner
Image Banner
Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.

Image Banner
Image Banner