Escenarios: Los dos Pepes rojos
PORTADA, VERACRUZ

Escenarios: Los dos Pepes rojos

 

Luis Velázquez

Veracruz.-13 de octubre de 2017 Uno. Todos contra el PRI.-Según el politólogo Carlos Ronzón Verónica, el 70 por ciento de la población electoral se ha vuelto una enemiga feroz del PRI.

Y en el caso de Veracruz, el rechazo se multiplica debido a las tropelías de Javier Duarte, Karime Macías y su padre y 8 familiares y delos duartistas.

Por eso mismo, dice que para el año entrante, cuando se disputen las elecciones de diputados locales y federales, senadores, gobernador y presidente de la república, la pelea estelar se dará entre el PAN y MORENA.

Parte de los sufragios, dice, que antes eran considerados como votos duros del PRI, se irán en una parte considerable, unos con MORENA y otros con el partido azul.

Y más, porque durante unos 80 años, el tricolor reinó en el poder estatal y el resultado fue catastrófico. Bastaría referir la numeralia del CONEVAL, tan socorrida y comentada: 6 de cada 10 habitantes en la pobreza, la miseria y la jodidez. Medio millón de personas solo haciendo dos comidas al día dada la precariedad en que viven. Veracruz, convertido en una región migrante a la frontera norte y Estados Unidos. El millón de indígenas y los dos millones de campesinos, en la peor calidad de vida de su historia.

Y si a tal realidad adversa y avasallante se añade el saqueo de las finanzas públicas que fuera avalado por el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, de Antonio Lorenzo Portilla Vázquez, y de la Contraloría con Ricardo García Guzmán, entonces, el tricolor quedó cien por ciento descarrilado.

Tanto que evitar la derrota el año entrante será un milagro.

Y más, luego de las tres derrotas consecutivas que lleva en el último año electoral, desde la gubernatura y la mayoría en el Congreso local hasta las presidencias municipales.

En política, dice Ronzón, nadie está muerto. Pero en el caso del PRI, remontar el vuelo está en chino.

Peor tantito cuando el PAN ya tiene candidato con Miguel Ángel Yunes Márquez y MORENA con Cuitláhuac García Jiménez, y en el tricolor todavía siguen jugando “al gato y al ratón”.

 

Dos. Los dos Pepes rojos

 

En la mirada de Ronzón, Cuitláhuac García anda en precampaña por la gubernatura, pero su talón de Aquiles es que repite el discurso de Andrés Manuel López Obrador, cuando, en todo caso, también ha de porfiar en su ideario político, económico y social.

Miguel Ángel Yunes Márquez, por el contrario, cacarea su “Municipio exitoso”, mientras su padre, el góber azul, sigue abanderando la lucha contra la corrupción de Javier Duarte y los suyos, un tema que tarde o temprano se agotará y sabrá el chamán si alcance al primogénito para levantar expectativas.

En contraparte, los senadores del PRI siguen aprendiendo a hacer oposición, tronando en contra del góber azul en el día a día, sin una agenda política definida.

En medio de todos ellos, a la población, y como siempre, solo le interesa, por un lado, llevar el itacate a casa, y por el otro, la seguridad en la vida y en los bienes.

Pepe Yunes, dice el politólogo, se ha centrado, cierto, en la seguridad, pero también, en la política económica, consciente y seguro de que es el más importante de los pendientes sociales.

La posibilidad de que de aquí al año entrante remonte es que si el tricolor lanza de candidato presidencial a José Antonio Meade, y con Pepe Yunes de candidato a gobernador, su plusvalía estará en garantizar que si Meade llega a Los Pinos, y él a la gubernatura, a Veracruz le irá súper bien.

En la familia priista apuestan a que si Alfredo del Mazo junior derrotó a MORENA con la profe Delfina Gómez, de MORENA, como candidata a la gubernatura en el estado de México, entonces, el triunfo rojo en Veracruz estaría, digamos, garantizado.

Pero, bueno, la historia demuestra que cada elección es diferente y lo que allá funcionó bien puede fallar aquí.

 

Tres. Sólo Pepe Yunes levantaría…

 

Pepe Yunes, sin embargo, siempre fue un opositor a Javier Duarte.

Y si en otro tiempo, cuando el fidelato, por ejemplo, existía una buena vibra, un mejor vaso comunicante, en el sexenio anterior la liga se rompió, hizo crisis, la amistad descarriló por completo y el senador se volvió un crítico, pues los abusos y excesos del poder se volvieron imperdonables.

Pepe Yunes se mantuvo distante del duartazgo, pero con todo, el PRI quedó desprestigiado y su resurrección es cuesta arriba.

La operación cicatriz empieza, dice Ronzón, porque desde ahora las elites priistas se pongan de acuerdo y definan el candidato que ha de ser por Yunes Zorrilla, quien a todas luces con su impecable biografía pública está mucho mejor posicionado que Héctor Yunes.

Y luego enseguida, un intenso operativo social de norte a sur y de este a oeste, y más, porque en la elección de alcaldes del 4 de junio anterior, la derrota priista fue catatónica, y lo que expresó el rechazo al partido tricolor.

Bastaría referir que MORENA, por vez primera jugando en la contienda local, ganó un montón de presidencias municipales, entre ellas, cuatro de las más importantes como son Coatzacoalcos, Minatitlán, Xalapa y Poza Rica.

Siete de cada 10 electores, dice Ronzón, están en contra del PRI en Veracruz, y es tanto como ponerse a rezar soñando con un milagro.

 

Comentarios

Comentarios

13 octubre, 2017
Image Banner
Image Banner
Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.

Image Banner
Image Banner