Inicio > Policiaca > Tres estados buscan a sus desaparecidos en Tamaulipas
Tres estados buscan a sus desaparecidos en Tamaulipas

Carretera de Tamaulipas

México (D.F) 09 de abril, 2011.-- Los gobiernos de al menos tres estados de México creen que entre los 72 cadáveres hallados esta semana en fosas clandestinas en el municipio San Fernando, en Tamaulipas, puede haber algunos de sus ciudadanos reportados como desaparecidos durante el último año.

Hasta ahora, las autoridades mexicanas sostienen que entre las víctimas identificadas sólo hay ciudadanos mexicanos, a diferencia del hallazgo registrado en el mismo municipio en agosto de 2010, cuando la Marina localizó una fosa con los cuerpos de 72 migrantes indocumentados de origen centro y sudamericano.

“Queda esperar que terminen de hacer su labor los servicios periciales para lograr la identificación de las personas que fueron localizadas”, dijo el vocero de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, Rubén Darío Ríos López.

“Ninguna de las personas traía documento alguno de identidad, (por lo que) va a ser un poquito tardado, un poquito difícil”, agregó.

Los gobiernos estatales, mientras tanto, permanecen atentos a que se den a conocer los resultados periciales, a fin de saber si los cuerpos corresponden o no a los de sus ciudadanos reportados como desaparecidos.

“Algunos de los cuerpos en Tamaulipas podrían corresponder a michoacanos, pero no podemos confirmarlo. Estamos pendientes de cualquier información”, dijo el vocero de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, Víctor Jonathan Arredondo Muñoz.

“Se ha tenido el contacto con la gente de Tamaulipas; ellos solicitaron la lista de nuestros desaparecidos que teníamos, para empezar a identificarlos, y ahora estamos en espera de la información”, añadió.

Michoacán, en el suroeste mexicano, ya ha registrado el secuestro de sus ciudadanos en otras entidades. A finales de septiembre pasado, un grupo armado capturó a 20 michoacanos que se dirigían a vacacionar al puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero. Los turistas fueron asesinados y sus cadáveres localizados en una fosa.

El director de Quejas y Seguimiento de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Marco Antonio Tortajada Zamora, dijo que el organismo tiene registro de la desaparición de cinco michoacanos en Tamaulipas desde 2010.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), autónoma del gobierno, posee registro de otros siete michoacanos desaparecidos, seis vendedores y un migrante que regresaba de Estados Unidos.

“Desde el año pasado hemos buscado pistas de las personas que han desaparecido en Tamaulipas, boletinamos el caso a su Comisión Estatal de los Derechos Humanos, a Cruz Roja, Procuraduría de Justicia y demás instituciones, y ahora que ha surgido la información de estos cadáveres estaremos al pendiente”, explicó Tortajada Zamora.

En el central estado de Querétaro, el procurador Arsenio Durán dijo que la dependencia espera el resultado de los análisis periciales para saber si entre los cadáveres hallados en San Fernando hay alguno de los 33 ciudadanos queretanos desaparecidos en 2010.

“Parece que no hay indicios con los migrantes que salieron de Querétaro; sin embargo, estamos comparando las muestras genéticas”, señaló.

La hipótesis: secuestro de autobuses

La noche del miércoles, la Procuraduría de Tamaulipas reportó el hallazgo de ocho fosas con 59 cadáveres. Dos días después, informó del descubrimiento de dos fosas más con otros 13 cuerpos. En total, se ha detenido a 14 presuntos responsables del crimen.

El gobierno estatal dice que las líneas de investigación apuntan a que las víctimas son los pasajeros de autobuses secuestrados a finales de marzo. Es posible que tres vehículos hayan sido capturados por un grupo delictivo.

El procurador del central estado de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, dijo este viernes a periodistas que ha recibido denuncias de 17 guanajuatenses desaparecidos en Tamaulipas el mes pasado. Estas personas también podrían formar parte de las víctimas de San Fernando.

Zamarripa señaló que los reportes que tienen es que los secuestrados fueron detenidos en un retén carretero montado por un grupo armado, algunos de cuyos integrantes subieron al autobús, bajaron a algunos pasajeros y se los llevaron, de acuerdo con declaraciones recogidas por medios locales.

Operadores de Estrella Blanca y ADO, dos de las tres líneas de autobuses que salen de Reynosa, en el norte de Tamaulipas, y pasan por San Fernando, dijeron que sus empresas tomaron medidas de seguridad para resguardar los traslados.

Estrella Blanca suspendió los viajes entre las 17:00 y las 6:00 horas, mientras ADO no modificó sus horarios pero dejará de hacer escalas en San Fernando y Soto La Marina. Ambas acciones estarán vigentes hasta nuevo aviso. La otra línea de autobuses, Transpaís, no ha hecho cambios en sus rutas.

La CNDH informó el fin de semana que desde diciembre de 2006, cuando inició el gobierno de Felipe Calderón, se ha registrado la desaparición de más de 5,000 personas. Además, hay casi 9,000 cadáveres sin identificar en las morgues.

Tamaulipas, en el noreste de México, es uno de los estados más violentos del país debido a la actividad de grupos delictivos como el cártel del Golfo y Los Zetas, antiguos aliados que se disputan el control de rutas para ingresar drogas a Estados Unidos. A pesar de la presencia de fuerzas de seguridad federales —policías, marinos, soldados—, persisten los hechos de violencia.

Norma Saldaña, Javier Magaña y José Luis Rivas contribuyeron a este reporte.

 
 
Banner
Banner

Pagina optimizada para una resolucion de 1024 x 768 Minimo.
Informacion para cambiar resolucion